Dudo Errante, Russell Hoban: El lenguaje es metáfo...