La caza del Carualo, Lewis Carroll: ¿Por qué no?