Secundarios de cómic: El capitán Haddock