Categoría: Terror

El vampiro, John William Polidori: Están a tu lado, aunque no creas en ellos

El vampiro lord Ruthven acaba de alcanzar los 200 años. El arquetipo que marcó la estela del subgénero literario del vampirismo apareció por primera vez en El vampiro, de John William Polidori, médico y asistente personal de lord Byron. Fue creado al albur de las ensoñaciones del caluroso verano en Villa Deodati, en las mismas circunstancias en las que también nacería Frankenstein, de Mary Shelley, otra de las asistentes en la mansión. Lord Ruthven influyó poderosamente en Le Fanu y Stoker y, con sus rasgos aristocráicos y sus aficiones perversas, definió la pauta de lo que tenía que ser el no-muerto literario por antonomasia.

Los sueños en la casa de la bruja, H. P. Lovecraft: El aquelarre de Cthulhu

Noche de Difuntos 2019: Nos preparamos para el aquelarre en nuestra reseña de Los sueños de la casa de la bruja, el relato en el que Lovecraft fabuló con el hiperespacio (la cuarta dimensión) como vía de acceso al Universo de sus Entidades Cósmicas. El mejor Lovecraft, el más atmosférico, firma uno de los cuentos más terroríficos de toda su producción, que debe buena parte de sus escalofríos a una bruja fugada de Salem y a su demonio familiar, Brown Jenkin.

IT (Eso), Stephen King: Flotar hacia el núcleo del terror

It, de Stephen King, es, como explicamos en la presente reseña, una referencia obligatoria si se quiere hablar tanto de literatura como de terror actual. Ha creado un monstruo universal, una pesadilla inquietante: el payaso Pennywise, seguramente el monstruo del siglo XX. Y probablemente, el monstruo de toda una generación. Bienvenidos a la maldición que acecha cada 27 años a Derry y amenaza y se alimenta de sus habitantes más jóvenes a través de sus miedos más profundos.

El fantasma de Kentucky, Elizabeth Stuart Phelps: Una fábula moral con tintes escalofriantes

Presentamos reseña de El fantasma de Kentucky, de Elizabeth Stuart Phelps (incluido en la antología Venus en las tinieblas de Valdemar), un relato de inspiración marítima y marinera. Stuart Phelps fue pionera en un subgénero copado mayoritariamente por hombres: construyó una ambientación primorosa y centró la fuerza sobrenatural de su tono en un discurso moralista y fatalista, de castigo divino por los pecados humanos.

Nigthflyers, George R. R. Martin: Interesante novella transgénero

En Nightflyers, el libro que inspira la serie de Netflix, George R.R. Martin construye una historia que maneja con equilibrio maestro varios géneros literarios. Cada trama desarrolla además un tema diferente, lo que le da a la novella una riqueza de contenido y una apariencia de estilo coral que, en realidad, no tiene. Como señalamos en esta reseña, esta variedad afecta a la credibilidad de unos personajes presos por tanto cambio de rumbo, cuya credibilidad y personalidad terminan diluyéndose. Nightflyers es una novela menor del autor de Canción de hielo y fuego.

El espectro del abad, Louisa May Alcott: Un fantasma feminista

El espectro del abad, de la escritora feminista Louisa May Alcott (Mujercitas), describe el mundo de la mujer de la época, denuncia las presiones a las que estaba sometida e intenta destruir las imágenes preconcebidas de “mujer buena y mujer mala”. Se trata de una interesantísima curiosidad literaria, con fantasma gótico, cargada de simbología.

¡Silba y acudiré!, M. R. James: Nada de bromas

En nuestra Noche de Difuntos 2018 homenajeamos a M. R. James, el máximo artífice del cuento de fantasmas, a través de ¡Silba y acudiré!, una de sus obras maestras. En este cuento se disponen todas sus tesis sobre la efectividad de los relatos terroríficos.

Mandrágora, Hanns Heinz Ewers: Soy hija de la tierra, el pecado es mi padre y todo me está permitido

Celebramos nuestros 500 artículos con la recuperación de Mandrágora, la obra magna del «maldito» H. H. Ewers, digna de figurar en los anaqueles del género de terror, a pesar del olvido intencionado hacia su autor. Este libro inquietante es capaz de provocar, al tiempo, la náusea y la fascinación en sus lectores, la repulsa ética a la par que la borrachera de los sentidos de quien accede a sus páginas.

Cargando

Pin It on Pinterest