Autor: Víctor Muñoz Ramírez

Ghost World, Daniel Clowes: El lado oscuro de la vida

Ghost World es una perfecta muestra del «toque Clowes», es decir, de la capacidad de decir más de lo que se muestra. Clowes narra una historia sencilla y clásica, que va mucho más allá de la crisis identitaria de la adolescencia que encierra su premisa: se trata de una obra dramática que oculta una honda crítica social existencial, con altas dosis de humor ácido. Enid y Rebecca, las protagonistas, son las observadoras más lúcidas y honestas de ese proceso llamado «vivir», que implica crecer con dignidad.

Leer más

Barrio lejano, Jirō Taniguchi: Suspense de la vida

En Barrio Lejano, obra maestra de Jirō Taniguchi, una premisa aparentemente forzada se vuelve poética y es admitida con la serenidad con la que se cree en las leyendas. Reseñamos un manga en el que los silencios son elocuentes y sirven para reforzar las interioridades y las complejidades de su protagonista, en este viaje al corazón de la memoria.

Leer más

El gabinete de los delirios, Varios autores: De la grandeza del hombre moderno

El gabinete de los delirios es la antología con la que Valdemar honra la figura del científico loco, uno de los personajes más clásicos y sugerentes de la literatura fantástica. El personaje inspiró a numerosos autores, recogidos entre estas páginas, aunque destacamos especialmente, y por su tono de contraste, las aportaciones de Lovecraft y Conan Doyle.

Leer más

Jürgen, James Branch Cabell: Nuevas viejas historias

Jürgen, de James Branch Cabell, es una farsa sobre la vida y el destino, que responde a la divisa: si no puedes hacer que el mundo sea justo, al menos que sea bello. Su refinado sentido del humor, no exento de cierto elitismo académico, ridiculiza la vida cotidiana, los vicios sociales y los tópicos literarios, aunque con mucha moralina, que al final empaña el resultado.

Leer más

El Asco, Grant Morrison/ Chris Weston: Las tripas que vomitan el universo

El Asco, de Grant Morrison y Chris Weston, es una respuesta estética a un problema epistemológico, y por ende, a un delirio social. No deja de ser un recorrido dantesco hacia las profundidades de la identidad: lleva a cabo, además, uno de los mejores ejercicios de metaficción narrativa y pictórica desde Las Meninas. Tanto escritor como dibujante se reconocen dentro del cómic, y ven al lector atravesado en páginas.

Leer más

Pin It on Pinterest