La isla de Abel, William Steig: La mejor lectura en tiempos de coronavirus (y más allá)

La isla de Abel es un libro espléndido de William Steig, el “rey de las caricaturas” y padre literario de Shrek. Una novela hermosa, que retrata la soledad, la tristeza y, de manera particularmente bella, la esperanza: es un libro que habla también de superación, así como de aprender a valorar las cosas que tenemos. Una lectura imprescindible para tiempos de confinamiento, y más allá.

Leer más

Carbono modificado, Richard Morgan: Una de las principales referencias del transhumanismo

A pesar del determinismo que condiciona y lastra situaciones y personajes, y del exceso de protagonismo de su personaje principal, en la ciencia-ficción actual cuesta encontrarse historias con la profundidad de perspectiva y la inteligencia en el detalle de Carbono modificado, de Richard Morgan, que es y será, durante mucho tiempo, una de las principales referencias en cuanto al debate transhumanista dentro del género.

Leer más

La ciudad que nació grandiosa y otros relatos, Nora K. Jemisin: Un puñado de excelentes relatos dispersos entre la medianía

Leídos en su totalidad, los relatos que conforman La ciudad que nació grandiosa, de N. K. Jemisin, presentan esquemas narrativos mayoritariamente de corte clásico, con especial predominio de la contraposición entre dos modelos ideales. La autora demuestra solvencia técnica, pero la excesiva repetición de sus temas y la estereotipación de los personajes acaba lastrándolos, restándoles vida, haciéndolos previsibles y, por tanto, alejando al lector del centro de la trama.

Leer más

Ghost World, Daniel Clowes: El lado oscuro de la vida

Ghost World es una perfecta muestra del «toque Clowes», es decir, de la capacidad de decir más de lo que se muestra. Clowes narra una historia sencilla y clásica, que va mucho más allá de la crisis identitaria de la adolescencia que encierra su premisa: se trata de una obra dramática que oculta una honda crítica social existencial, con altas dosis de humor ácido. Enid y Rebecca, las protagonistas, son las observadoras más lúcidas y honestas de ese proceso llamado «vivir», que implica crecer con dignidad.

Leer más
Cargando

Distopías

Un mundo feliz, Aldous Huxley: Sexo, drogas y Shakespeare

Entre todas las distopías jamás escritas, sólo dos han entrado en nuestro imaginario colectivo: 1984, de George Orwell, y Un mundo feliz, de Aldous Huxley. Ambas presentan versiones oscuras, aunque muy distintas, de un futuro retorcido que amenaza con convertirse en presente. La obra más conocida de Huxley nació temerosa del auge nacionalista y del avance científico en una sociedad de entretenimiento masivo que se asomaba a la Segunda Guerra Mundial. Si hoy hablamos de propaganda, vigilancia, desinformación, y revisionismo histórico como Orwellianos, quizá debiéramos aceptar el hedonismo, la pasividad, el egoísmo, y la irrelevancia cultural como Huxleístas. Y reflexionar que, en nuestro presente, el soma y la hipnopedia son tan poderosas como el Gran Hermano.

Lo más leído

FANTASÍA

Recientes

La ciudad que nació grandiosa y otros relatos, Nora K. Jemisin: Un puñado de excelentes relatos dispersos entre la medianía

Leídos en su totalidad, los relatos que conforman La ciudad que nació grandiosa, de N. K. Jemisin, presentan esquemas narrativos mayoritariamente de corte clásico, con especial predominio de la contraposición entre dos modelos ideales. La autora demuestra solvencia técnica, pero la excesiva repetición de sus temas y la estereotipación de los personajes acaba lastrándolos, restándoles vida, haciéndolos previsibles y, por tanto, alejando al lector del centro de la trama.

TERROR

Recientes

El vampiro, John William Polidori: Están a tu lado, aunque no creas en ellos

El vampiro lord Ruthven acaba de alcanzar los 200 años. El arquetipo que marcó la estela del subgénero literario del vampirismo apareció por primera vez en El vampiro, de John William Polidori, médico y asistente personal de lord Byron. Fue creado al albur de las ensoñaciones del caluroso verano en Villa Deodati, en las mismas circunstancias en las que también nacería Frankenstein, de Mary Shelley, otra de las asistentes en la mansión. Lord Ruthven influyó poderosamente en Le Fanu y Stoker y, con sus rasgos aristocráicos y sus aficiones perversas, definió la pauta de lo que tenía que ser el no-muerto literario por antonomasia.

CIENCIA-FICCIÓN

Recientes

Carbono modificado, Richard Morgan: Una de las principales referencias del transhumanismo

A pesar del determinismo que condiciona y lastra situaciones y personajes, y del exceso de protagonismo de su personaje principal, en la ciencia-ficción actual cuesta encontrarse historias con la profundidad de perspectiva y la inteligencia en el detalle de Carbono modificado, de Richard Morgan, que es y será, durante mucho tiempo, una de las principales referencias en cuanto al debate transhumanista dentro del género.

RELATOS

El retozo, Thomas Ligotti: Relato incluido en Canciones de un soñador muerto

Reproducimos a continuación, y por cortesía de Valdemar, El retozo, relato incluido en Canciones de un soñador cansado. La agónica resurrección de Victor Frankenstein y otros relatos góticos, buena muestra del desconcertante nihilismo de Thomas Ligotti. En este cuento, lo sobrecogedor se abre paso con indiferencia, hasta su estallido final. Como se recoge en esta cita del relato, que lo define: “el caos vertiginoso es la norma [...] una buena descripción de la simplicidad metafísica de un universo psicótico”.

ILUSTRACIÓN

Recientes

La isla de Abel, William Steig: La mejor lectura en tiempos de coronavirus (y más allá)

La isla de Abel es un libro espléndido de William Steig, el “rey de las caricaturas” y padre literario de Shrek. Una novela hermosa, que retrata la soledad, la tristeza y, de manera particularmente bella, la esperanza: es un libro que habla también de superación, así como de aprender a valorar las cosas que tenemos. Una lectura imprescindible para tiempos de confinamiento, y más allá.

MONSTRUARIO

Recientes

CÓMIC

Recientes

Ghost World, Daniel Clowes: El lado oscuro de la vida

Ghost World es una perfecta muestra del "toque Clowes", es decir, de la capacidad de decir más de lo que se muestra. Clowes narra una historia sencilla y clásica, que va mucho más allá de la crisis identitaria de la adolescencia que encierra su premisa: se trata de una obra dramática que oculta una honda crítica social existencial, con altas dosis de humor ácido. Enid y Rebecca, las protagonistas, son las observadoras más lúcidas y honestas de ese proceso llamado "vivir", que implica crecer con dignidad.

REPORTAJES

Recientes

Tintín, el primer astronauta lunar

Hace 50 años Neil Armstrong daba los primeros pasos en la Luna. Pero no fue el primer hombre en pisarla: antes, la Operación Campanole, liderada por el profesor Tornasol e integrada por Tintín, el capitán Haddock, Milú y Hernández y Fernández, había ido en vanguardia en los álbumes Objetivo: La Luna y Aterrizaje en la Luna. Con motivo del aniversario, recordamos su proeza a bordo del X-FLR 6.

Especiales

APOCALIPSIS

DISTOPÍAS

Un mundo feliz, Aldous Huxley: Sexo, drogas y Shakespeare

Entre todas las distopías jamás escritas, sólo dos han entrado en nuestro imaginario colectivo: 1984, de George Orwell, y Un mundo feliz, de Aldous Huxley. Ambas presentan versiones oscuras, aunque muy distintas, de un futuro retorcido que amenaza con convertirse en presente. La obra más conocida de Huxley nació temerosa del auge nacionalista y del avance científico en una sociedad de entretenimiento masivo que se asomaba a la Segunda Guerra Mundial. Si hoy hablamos de propaganda, vigilancia, desinformación, y revisionismo histórico como Orwellianos, quizá debiéramos aceptar el hedonismo, la pasividad, el egoísmo, y la irrelevancia cultural como Huxleístas. Y reflexionar que, en nuestro presente, el soma y la hipnopedia son tan poderosas como el Gran Hermano.

GUERRA

TERROR ÁRTICO

VAMPIROS

El vampiro, John William Polidori: Están a tu lado, aunque no creas en ellos

El vampiro lord Ruthven acaba de alcanzar los 200 años. El arquetipo que marcó la estela del subgénero literario del vampirismo apareció por primera vez en El vampiro, de John William Polidori, médico y asistente personal de lord Byron. Fue creado al albur de las ensoñaciones del caluroso verano en Villa Deodati, en las mismas circunstancias en las que también nacería Frankenstein, de Mary Shelley, otra de las asistentes en la mansión. Lord Ruthven influyó poderosamente en Le Fanu y Stoker y, con sus rasgos aristocráicos y sus aficiones perversas, definió la pauta de lo que tenía que ser el no-muerto literario por antonomasia.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This